lunes, 18 de enero de 2016

RECORRIDO ORNITOLÓGICO POR EL HUMEDAL DE BOLUE, LA VEGA DE LAMIAKO Y EL ABRA. Getxo. 17-1-2016

Estando ya cercanos a las fecha del Día de los Humedales (2 de Febrero) y habida cuenta de la importancia de estos ecosistemas para la biodiversidad, repetimos visita, al igual que la semana anterior,  marchamos a  Getxo,  para realizar este domingo 17 de enero una actividad para el público en general, consistente, en un recorrido guiado por el humedal de Bolue, la vega de Lamiako y el Abra; zonas importantes de la invernada de las aves en Bizkaia. 
  

Ya que ibamos a ir allí, fuimos un poco antes al puerto deportivo de Getxo  para aprovechar e intentar observar a la Gaviota de Delaware (Larus delawarensis), de cuya presencia nos habían informado algunos compañeros. Y en efecto, fue "llegar y besar el santo" ya que en cuanto subimos al espigón de la playa Ereaga,  apareció por nuestras espaldas a muy escasos metros,  dirección al puerto deportivo. Fue solo un instante y único, porque ya no la conseguiríamos ver el resto del día, pero relativamente suficiente para identificarla, con su significativa mancha negra en el pico.


La Delaware, abrió la lista de anotaciones, que siguieron en ese momento un grupo de 5 Somormujos lavancos (Podiceps cristatus), Alcas (Alca torda), Colimbos grandes (Gavia immer), Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) y las tipicas gaviotas, representadas por las Gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus), G. Cabecinegra (Larus melanocephalus), G.Sombría (Larus fuscus) y G.Patiamarillas (Larus michahellis). Y en la playa de La Bola: Garceta común (Egretta garzetta) y Vuelvepiedras (Arenaria interpres). 


 
 
Ya en el parking junto al colegio Larrañazubi nos fuimos congregando tod@s l@s asistentes para disfrutar de las aves invernantes de estos parajes. 

Tras las presentaciones de rigor, les repartimos las hojas informativas con su correspondiente formulario para rellenar,  en  las Inspecciones Costeras de Aves Orilladas (ICAO) según protocolo del GIAM, informándoles de las pautas a tener en cuenta en estas incidencias  y teléfonos para avisar:

Teléfono: 94 677 48 52 /94 446 52 97 (Base Gorria, servicio continuo)
Dirección: Granja Foral de Gorliz. 48630 Gorliz (Bizkaia)

Como prólogo al paseo por el perímetro del humedal, una breve introducción en la que les explicamos las características físico-geográficas de este ecosistema palustre de 10 hectáreas, un antiguo embalse formado por la confluencia del arroyo Bolue y el arroyo Larrañazubi, tributando sus aguas al río Gobelas y sus valores naturales atesorando todo el conjunto del valle de Bolue una variadísima avifauna dotada de 140 especies, de las cuales 50 están presentes en el humedal propiamente dicho.


Seguidamente les detallamos los trabajos de regeneración y mejora del hábitat, que han ido llevando a cabo conjuntamente el Ayuntamiento de Getxo y el Gobierno Vasco durante los últimos años, como son:  la rehabilitación de la antigua caseta de bombas, para el ejercicio de actividades de educación ambiental y estación de anillamiento de aves.  Una segunda fase de limpieza de los fondos del humedal para evitar la colmatación a causa de los sedimentos que depositan los arroyos citados, regenerando y rejuveneciendo la vegetación, mejorando la calidad del agua, consiguiendo con ello que tenga más nutrientes y  se  mejore el estado del hábitat. Se ha completado todo esto, con la plantación de árboles autóctonos, con semillas de especies presentes en el propio humedal. Para finalizar estas mejoras del humedal, se procedió por solicitud de la ciudadanía a la instalación de tres miradores en los que poder contemplar la biodiversidad de este delicado paraje sin molestar a la fauna.


 

Durante el camino por el itinerario circundante, fuimos mostrando la flora característica de estos singulares y frágiles ecosistemas, como las grandes y espesas masas de carrizo (Phragmites australis) que ocupan numerosas áreas dentro del humedal, junto con otras similares especies como las eneas o espadañas (Typha sp.) y juncos (Juncus sp.) muy importantes para las aves de estos cañaverales como la familia de los carriceros, carricerines, buscarlas, etc, que anidan y viven en su interior.

Las aves no se estaban dejando ver demasiado, si acaso los cantos del Petirrojo europeo (Erithacus rubecula) y el Cetia ruiseñor (Cettia cetti). Mientras tanto recalcamos la importancia de la preservación de estos entornos para el equilibrio ecológico. Humedales que son hogar de invernada de multitud de aves acuáticas y lugar de descanso, alimento y parada en el periplo migratorio de otras muchas. Ecosistemas que sufren y han sufrido desde antaño el poco respeto humano por estos parajes considerados insalubres y siendo transformados desecándolos en aras del progreso.


Llegamos al último y más amplio observatorio orientado a la zona más abierta del humedal y aqui avistamos a varias Garzas reales (Ardea cinerea) encaramadas a un árbol, Garceta común (Egretta garzetta), Änades reales (Anas platyrhynchos), al huidizo Rascón (Rallus aquaticus) y al Martín pescador (Alcedo atthis), haciendo las delicias de tod@s, aunque más escondedizo que en otras ocasiones. A bastantes pies de altura, sobrevolaba un Milano real (Milvus milvus) y un Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus). La última mirada la dirigimos a unas Palomas torcaces (Columba palumbus).




Visto lo cual, concluimos el paseo circular 



 
para desplazarnos al siguiente punto de la visita guiada: La vega de Lamiako, junto a la ría del Nervión. Primero dedicamos unos minutos al entorno del río Udondo donde se junta con su afluente, el Gobelas para observar a la Lavandera blanca (Motacilla alba) y la Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea).
 
Llegamos a Lamiako en el momento en que la bajamar estaba dejando al descubierto la gran explanada de limos, un lugar interesantísimo para la contemplación de la amplísima y variada familia limícola, sobretodo en la época de paso y migración que acontece en Septiembre y Octubre. De éstos solamente estaban los Vuelvepiedras (Arenaria interpres) y Andarrios chico (Actitis hypoleucos). El grupo más numeroso estaba compuesto por decenas de Gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus). También concitó muchas miradas un Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis) y los Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo), inmóviles, que permanecían en sus habituales posaderos de los cilindros de hierro. 




Volvimos hacia el puerto deportivo de Getxo al filo de la hora del almuerzo, 


para después del idem, dedicar las horas de la tarde a repasar las instrucciones necesarias para  realizar los ICAOS y observar de nuevo desde el muelle de Ereaga, las aves costeras como las alcas, somormujos lavancos, vuelvepiedras, y sorprendernos con las vertiginosas zambullidas en picado de los estilizados charranes patinegros (Sterna sandvicensis) y anotar las dos últimas novedades del día: un joven Gavión atlántico (Larus marinus) y un Colimbo chico (Gavia stellata).



Con las últimas luces del atardecer dimos colofón a una estupenda jornada entre amig@s, aves y naturaleza acuática. ¡¡¡ Mil gracias a tod@s !!!

Crónica y fotografías: Ana Mar y J.Javier.
 

No hay comentarios: