jueves, 30 de mayo de 2013

Restauración ecológica del Arroyo Amunategi

    El pasado domingo día 26 de mayo,  algunos compañeros del grupo Local SEO Betsaide nos acercamos al barrio de Axpe, Busturia, Reserva de la Biosfera de Urdaibai para colaborar en una jornada de voluntariado ambiental con La Fundación Lurgaia,  jornada que la fundación tenía prevista para celebrar el día 22 de mayo "Día Internacional de la Diversidad Biológica".



    La mañana amaneció con un cielo limpio, azul y un  sol resplandeciente, algo inusual en estos últimos meses en los que la lluvia es la tónica cotidiana. Con ganas y con ilusión desde  Barakaldo, Castro Urdiales y Vitoria partimos  para reunimos con los  compañeros de la fundación Lurgaia y resto de voluntarios que esperaban en la iglesia de Axpe donde habíamos quedado a las 9:30h. Después de saludos, besos y abrazos,  Cada uno recogió su azada y azadilla, guantes y demás herramientas para dirigirnos  al lugar donde realizaríamos la actividad.
 
 
    La actividad se realizó  en un pequeño territorio ecosistema de bosque de ribera. en los terrenos custodiados por la Fundación, dentro del proyecto "Restauración ecológica del Arroyo Amunategi"  donde según llegamos  Jon Hidalgo, Amador Prieto y Maider Olondo nos dieron unas claras y excelentes explicaciones sobre las tareas y el objetivo de  los trabajos de restauración ecológica  que está llevando  a cabo la fundación en dicho arroyo desde el año 2003.  


    Decir también que antes de empezar nuestra labor, Jon nos explicó  que este escondido paraje, es el lugar de mayor concentración en el País Vasco de Rana patilarga,  y que según fue comentado,  nuestro compañero Mario descubrió un ejemplar saltando entre las piedras del río, pudiendo  así admirar a la ranita patilarga in situ y  pudiendo comprobar así lo diminuta que era. Al parecer era un juvenil.


 
    Entre las diferentes actuaciones destinadas a la mejora de la calidad ambiental del lugar, una de ellas es la eliminación de las diferentes especies invasoras presentes en la zona, entre las que se  encuentran:  Acacia(Acacia Melanoxylon) mimosa (Acacia dealbata), robinia (Robinia pseudoacacia) bambú (Phyllostachys sp.) budleja (buddleja davidil) croscomia (Croscomia x croscomiiflord) plumero de la Pampa (cortaderia selloana), platano de la sombra (Platanus hispánica), laurel cerezo (Prunus laurocerasus) eucalipto y pinus radiata,  especies que nos estuvieron mostrando  para saber diferenciar,  especialmente ejemplificando en el arrancado de la Crocosmia crocosmiflora, una planta herbácea de hojas muy largas y estrechas, con un nervio central muy marcado y que se confunde con la similar especie  de Carex pendula  (autóctona)  planta herbacea perenne cuyo nervio central está acanalado. Pudimos comprobar cuando nos pusimos manos a la obra que las Crocosmias se arrancan muy facilmente, tirando firme pero suavemente del tallo.

 
 
    Una vez terminado el arranque de numerosas plantas de Crocosmia, y demás plantas invasoras 8, se nos llevó a dar un paseo por este bosque principalmente de alisos, que en sus partes más elevadas se compone de otras especies introducidas y también dañinas para la diversidad autóctona, como son los eucaliptos y pinos radiata.


 
   También se llevó a cabo y se nos explico  el proceso llamado de anillamiento (descortezamiento), otras de las actuaciones que realiza la fundación en los  ejemplares sueltos de pino, eucaliptos y plátanos de sombra en los  que se hace una incisión en forma de anillo en la parte baja del tronco, para que el aporte de savia se interrumpa y no le llegue a las hojas, provocando la desecación y muerte del árbol, y que poco a poco, por el viento, el agua o algún desprendimiento acabe cayendo al suelo. Durante el recorrido pudimos ver y disfrutar de este hermoso lugar, lleno de encanto, donde los zorzales comunes y las currucas capirotadas mezclaban sus cantos con los susurros de una bella  y saltarina cascada a escasos 50 metros del sendero.
 
 
    Todas estas actuaciones son muy importantes para la conservación y restauración del bosque autóctono en dicho entorno, como el bosque mixto, el encinar cantábrico o el bosque de ribera, así como la conservación de especies amenazadas que habitan en él, entre las que podemos encontrar, el Visón europeo (Mustela lutreola), al endémica Rana patilarga (Rana ibérica), cuya mejor población del País Vasco se encuentra localizada en este pequeño arroyo, o el helecho paleotropical Woodwardia radicans.

 
    Una vez terminada nuestra labor,


casi 20 bolsas de basura de tamaño industrial repletas de kilos de plantas invasoras, volvimos al pueblo, donde los chic@s de la fundación nos invitaron a unos sabrosos pintxitos de agradecimiento en un bar y donde disfrutamos de la compañía del resto de voluntarios dando así por finalizada una gratificante jornada mañanera.
 


    No podemos olvidar mencionar a nuestro pequeño Asier (11 años) todo orgulloso  de la labor realizada y que no perdió detalle de todo lo explicado, escuchando y disfrutando en todo momento, aunque bueno, su cara lo dice todo, no dejó de sonreír en todo momento.


    
Después de comer, los miembros del grupo aprovechamos para dar un paseo por un pequeño robledal muy próximo,  donde pudimos escuchar los cantos de pinzón vulgar, curruca capirotada, zorzal común, agateador, mirlo común, petirrojo, para más tarde visitar las marismas de Gautegiz-Arteaga y disfrutar de pico picapinos, fochas comunes, ánades reales, gaviotas patiamarillas,  1 garza real, garcetas comunes, un silbón europeo, 3 cigüeñuelas, 1 ánsar común, y donde un rascón europeo rompía el sin parar canto de las ranas.
 

   
    Gracias a este tipo de actividades podemos colaborar, aprender y disfrutar con el cuidado y la mejora del medio ambiente.

    Gracias Fundación Lurgaia por la importante labor que estáis realizando. Pronto volveremos a vernos!!!

    Dejamos enlace a la página web de la fundación Lurgaia donde veréis   los diferentes proyectos que realiza la Fundación  y al blog donde podéis leer más sobre el proyecto de “Restauración ecológica del Arroyo Amunategi”
 

 
 
Fotos de fundación Lurgaia y Ana Mar.