miércoles, 4 de diciembre de 2013

JORNADA DE VOLUNTARIADO DEL PROYECTO DE CUSTODIA DEL TERRITORIO EN ANTEZANA / ANDETXA ( ALAVA ) . 30-11-2013.

    La semana climáticamente hablando había sido dura y los rigores invernales se adueñaron tempranamente de este mes, por tanto el día elegido presagiaba unas amenazadoras nubes que cumplieron su cometido. A pesar de estas previsiones acudimos entusiastas y animosos a la actividad de voluntariado del proyecto de custodia del territorio en Antezana/Andetxa (Alava) muy próximo al aeropuerto de Foronda.




    Junto a la Iglesa de San Miguel, nos esperaban algunos vecinos del pueblo de Antezana para llegar juntos al lugar donde empezaría nuestra labor y volvimos a encontrarnos con Bruno de SEO/BirdLife, como hace unos meses, cuando iniciamos esta custodia del territorio con la plantación de árboles y arbustos para recuperar el bosque de ribera.


 

    Nada más llegar al lugar de trabajo, empezó a llover y bajo un inclemente aguacero, que solo nos dio tregua en contados ratos, nos pusimos manos a la obra, estuvimos toda la mañana a remojo acabando empapados hasta los huesos, pero nuestras ganas, ánimo y buen humor fueron totalmente impermeables a la meteorología.




    La principal tarea a realizar se trataba de la conformación de una charca para anfibios. Nos  fuimos repartiendo las labores, y mientras unos nos afanábamos en rellenar y en alisar la tierra, otros se dispusieron a construir un vallado perimetral clavando estacas y tablones y otros se encargaron de podar brotes de chopo.


    Una vez alisada la tierra de la charca, fuimos cavando y adecentando los bordes. Extendimos entre todos, debido a su peso y superficie, una lámina impermeable de caucho, asegurándola por todo su perímetro con piedras que íbamos acarreando y amarrándola a la tierra por varias clavijas.


 

    A mitad de jornada, los vecinos del pueblo nos invitaron a reponer fuerzas con un buen avituallamiento en el txoko junto a la iglesia, y de paso limpiarnos y entrar un poco en calor. El hamaiketako nos sentó de maravilla, departimos un rato intercambiando impresiones, una breve tertulia para volver al tajo con alegría,  a concluir la faena.




    Con la charca ya preparada, y mientras algunos miembros del grupo se encargaban de terminar la construcción del vallado e iban cerrándola con los tablones, los demás nos prestamos a colocar las cajas-nido, para que estas sean habitadas por páridos, como carboneros comunes y herrerillos comunes, aunque también las suelen ocupar otros passeriformes como petirrojos, colirrojos tizones, lavanderas, etc.


    Lo mejor es colocarlas con orientación Sur-sureste, para que reciban los primeros rayos y el calor del Sol de la mañana, pero que en el transcurso de esa mañana vayan teniendo sombra, para evitar sobretodo que en los meses estivales, les de el Sol de lleno y se abrasen. Un detalle particular que tenían estos nidales, tratados para aguantar la climatología con aceite de linaza, era, que alrededor del hueco por donde se entra, llevaba colocada una chapa de plástico, con el fin de evitar que los pícidos, es decir, los pájaros carpinteros (pito real, etc..., que por cierto se oyó el canto de uno) intenten agrandar el agujero, costumbre peculiar que suelen tener estos. 



    Sin parar de llover y  escalera en ristre, marchamos con un buen número de nidales a elegir emplazamiento arbóreo a los futuros inquilinos y quién sabe,  quizás para alguna avecilla ocupa, que también las hay que usurpan el nido de otras.
 



    Nos subimos a las escaleras desafiando el cosquilleo del vértigo y a unos 5 m. de altura, las fuimos colocando intentando que no tuviera ramas muy cercanas para evitar el acceso de los posibles depredadores, y buscándoles la orientación adecuada S-SE.




    Una vez terminadas de colocar, nos fuimos reuniendo con los demás compañer@s, que ya habían terminado la valla en tres de sus lados,  imaginando con ilusión que dentro de unos meses en la florida primavera, las aves entren a vivir en esta "urbanización pajaril del bosque" y que la vegetación haya naturalizado la charca y las criaturas anfibias se adueñen de su nuevo biotopo.



    Contentos y satisfechos por la tarea realizada, dimos por concluida la jornada, yendo a comer calentitos y a quitarnos la humedad pegada a la piel pero con un inmejorable sabor de boca.

Muchas gracias compañer@s!!!

Fotos de: Gari Bilbao, Patricia Tierra, Fernando Martinez y Ana Montoya.

Podeis ver todas las fotos en nuestro flickr:

http://www.flickr.com/photos/seobetsaide/sets/72157638341447524/


 

No hay comentarios: